La NIÑA
 de las NOCHES
                                           
menea cascabeles,
y agita campanillas.
Dibuja colores clandestinos.
Dispone sonrisas de juguetes.               

Disuade realidades 
con paz de caramelos.
Con gestos descuidados
devela evanescencias.     
Induce mil caricias.
Mil besos dictamina.

No es bueno acostumbrarse...
La niña de las noches...                                             
¡corrompe las rutinas!
(Excepto lo que instiga).                                  
 Mejor, ser cauteloso...                                                                   
¡Fascina cuando abraza
y con mimos hipnotiza!
Instala fantasías
con ojos inocentes...
¿Tres duendes con dos lunas
la esperan en la esquina?

Ya parte como ayer...
un poco despeinada,                                                          
un poco desprolija,
llevando siete manchas,
corriendo,                                                                                           
divertida.     

Como hoy, vendrá mañana...
El pelo recogido en firuletes,
florcitas en las medias
y en cada zapatilla.
Extenderá las manos
y ofrecerá mejillas.
Y entonces...
Caeremos, 
como siempre,
a sus pies
(y de rodillas).

¡Que el día pase pronto!
Extraño su mirada,
su voz,
y tantas risas.
Pequeña luz etérea, 
tan bella                                      
y tan sonora,
tan suave,
tan sencilla,
tan buena,
tan viva. 
                     
Que sea ya la noche...
¡Que vuelva la alegría!  
                                                
                          Nora Coria  (en "Versos Vitales") 
Gracias Bibliopeque por compartir estos versos!

No hay comentarios: