PIEDRITAS DEL HUASAMAYO
cántenme al oído.
No tan suavecito,
díganme un destino
que suene muy alto,
que quiera seguirlo.
Vagando, muy lejos,
hallé algo perdido.
El agûita dulce
que lleva su río
limpió los silencios
que hablaban conmigo.
                         
Piedritas del Huasamayo,
son el puro cerro,
fuerte, en pedacitos,
viajando en el río,
coloreando almas,
que es abrir caminos.
Anduve callando,
vi todo distinto.
Encontré otro sol                                      
y un cielo infinito.
Soy siempre la misma,
parecida a ustedes,
simples pedacitos
que ruedan muy lejos.
Siento mil colores,
soy un poco cerro,
y soy un poco río.
                               Nora Coria

1 comentario:

betty badaui dijo...

Hola Nora, tengo que agradecer a Lily Chavez ya que por su Luna de Pájaros estoy aquí, y ha sido un verdadero placer leerte; Piedritas de Huasamayo dejó una ternura musical anclada en mis sentidos.
Qué más decirte, sólo que cuando quieras me envíes poemas para publicarte en mi blog.
Desde Rosario, mi ciudad, va el abrazo amigo.
Betty